Escrito por

Abrigos cortos

En algunos lugares todavía tienen la suerte de contar con eso que llaman “media estación”: el tiempo en el que no hace calor pero tampoco ha llegado del todo el frío; esa época en la que refresca por las tardes y es necesario contar con ropa que nos abrigue lo suficiente, sin llegar a agobiarnos. Es algo cada vez menos extendido, puesto que las temperaturas extremas están llegando a todos los puntos del planeta. No obstante, si en tu ciudad todavía disfrutas de las “mieles” del otoño, o vas a viajar a algún lugar donde así sea, una buena solución para evitar los resfriados es llevar contigo un par de abrigos cortos.

Reciben este nombre porque llegan únicamente hasta la cintura, en lugar de hasta los muslos o las rodillas como sí hace una gabardina, por ejemplo. A pesar de tener un tamaño menor, nos pueden proporcionar una sensación de calidez muy reconfortante, debido a su confección.  Por ejemplo, las chaquetas de cuero, que encontramos en muy diferentes colores y que nunca pasan de moda. Un complemento que queda bien
con cualquier fisonomía y que nos dará un toque muy juvenil y “rebelde”.

Otra posibilidad es el abrigo llamado gamulán. Mucho más abrigado que el anterior, nos servirá también para los primeros días del invierno. Queda
bien con cualquier estilo, ya sea urbano o elegante.


Por último, para los más deportistas, tanto ellos como ellas, tenemos la opción de una chaqueta campera: como su nombre indica, será idónea para las últimas escapadas al campo antes de que el frío llegue definitivamente.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?

  1. Makailah dice:

    I can already tell that’s gonna be super helpufl.