Escrito por Tendenzias

Abrigos de vestir

abrigos de vestir

Normalmente los abrigos se consideran una prenda accesoria, subsidiaria del vestido o traje que llevemos. No obstante, en especial durante el invierno, el abrigo se convierte en la pieza de vestido principal, puesto que probablemente sea visible durante más tiempo que el resto de nuestra indumentaria. Por ese motivo, es usual hablar de abrigos de vestir como una categoría propia de abrigos.

De hecho, aún cuando no vayamos a usar el abrigo sino en el trayecto de nuestra casa a la oficina o a una fiesta, este tiene que ser de la misma calidad y elegancia que nuestro traje principal, de lo contrario no sólo deslucirá sino que se verá totalmente discordante. Nadie se imagina, por ejemplo, a un invitado a la boda real del príncipe Guillermo de Inglaterra bajando del coche con una chaqueta deportiva de invierno sobre un sobrio traje, aunque se la quitase antes de entrar a la iglesia. En estos casos, inclusive, lo chic es tener un abrigo exactamente del mismo color que el vestido, como demostró la propia Reina Isabel II, deliciosamente vestida de amarillo para dicha ocasión.

abrigo chesterfieldEn el caso de los caballeros, los abrigos de vestir combinan perfectamente con un traje de saco y corbata, son entallados al cuerpo y no deben llegar más abajo de la rodilla. Los más clásicos son los modelos Chesterfield, que vemos en la foto, y el Crombie. En el caso de las damas, el abrigo de vestir por excelencia es el de piel, al que dedicaremos un post especial, seguido del camel coat, básicamente para ser usado durante el día. Para fiestas y ocasiones especiales, insistimos, el abrigo debe estar a juego con el vestido principal.

abrigos clasicos

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?