Escrito por Tendenzias

Abrigos elegantes

Muchas veces identificamos las joyas con el verano de forma exclusiva, o con las reuniones elegantes en las que lucimos modelos cortos, en los que mostramos nuestra figura sin reparos. Sin embargo, saber llevar bien un complemento implica que puede ser adecuado para cualquier tipo de ropa. Hoy veremos un ejemplo: cómo combinar nuestras joyas con los abrigos de corte elegante; algo en lo que conviene pensar ahora que el verano está en su recta final y en algunas zonas empezará a llegar de nuevo el frío.

Un abrigo largo, como el que vemos junto a estas líneas, puede dejar al descubierto el cuello y por tanto ser la pareja perfecta para un collar corto, o una gargantilla que rodee el contorno. Asimismo, los pendientes largos pueden ser una buena opción, siempre que, como en este caso, no queden ocultos bajo la tela.

Otros modelos como éste, los tradicionales abrigos confeccionados con pelo, no sólo son perfectos para la época en la que el frío arrecia, sino que nos aportan un toque a medio camino entre la elegancia y el look urbano. Por ello, también quedarán bien con joyas vistosas, de colores llamativos, sin llegar a la extravagancia.

Por último, vemos un ejemplo muy similar en la imagen bajo estas líneas, aunque con una particularidad: las muñecas quedan al descubierto. Una muestra de que el otoño y el invierno no son una temporada reñida con las pulseras o brazaletes, por ejemplo, siempre que sepamos hallar el imprescindible término medio: ni demasiado grande, ni tan reducido que queden ocultas de manera inevitable.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?