Escrito por Tendenzias

La importancia de la alimentación en el embarazo

El embarazo es una fase en la vida de una mujer por la que la mayoría pasa. Siempre se habla de la maravilla de ser madre, lo espléndida que está la mujer durante este período de tiempo y la alegría de poder dar a luz una nueva vida. Por supuesto que estamos de acuerdo en todo pero no hay que olvidar que el embarazo también está catalogado para muchos como “una enfermedad de nueve meses“. Evidentemente no es una enfermedad crónica pero sí  un intervalo de tiempo en el cual el cuerpo de la mujer sufre bastantes cambios y no siempre son bien llevados. Bajadas de tensión, acidez de estómago, edemas y algunas que otras molestias que, vuelvo a repetir, son pasajeras pero no por ello menos molestas.

Desde aquí vamos a tratar un poco el tema de la alimentación durante el embarazo, consejos fáciles de seguir para intentar sobrellevar mejor la pesadez de estómago y la acidez que, a medida que avanza el embarazo, se hacen tan malas compañías. A la hora de alimentarse, es mejor comer varias veces al día pequeñas cantidades que darse un atracón en una sola comida. Lós organos de una mujer embarazada tienden a perder espacio frente al crecimiento del útero, con lo cuál el estómago cambia un poco su posición desplazándose hacia arriba, de ahí la pesadez y el reflujo de ácido tan desagradable. No es aconsejable el consumo de regaliz durante el período de gestación, pero un sorbo de leche bien fría y dormir con la almohada un poco más elevada de lo acostumbrado ayuda a calmar los temidos “ardores”.

Hay que dejar un poco de lado las bebidas gaseosas. Los gases están continuamente presentes en mayor cantidad de lo habitual, pudiendo llegar a causar dolores lumbares y estomacales que podemos prevenir en mayor o menor cantidad. Por supuesto nada de bebidas alcohólicas y eliminar el hábito del tabaco si es posible. Evitar el consumo de alimentos no cocinados o poco hechos (embutidos, salmón marinado, pescado crudo, jamón serrano…) y a la hora de comer ensaladas, mejor que sean hechas en casa para asegurarnos de la buena higiene de las hortalizas y verduras.

No nos olvidemos que una personita nueva depende mucho de la alimentación y los cuidados que se les proporcione mientras entás en el vientre materno. ¡Feliz embarazo!

¿Qué es lo que piensas?