Beneficios de tener un entrenador personal

Lo del entrenador personal suena peliculero, lo sé, pero no creáis que es algo que sólo se ve en artículos de revista, sino que, pese a ser más famoso en Estados Unidos, en España está ganando mucha popularidad. Esta forma de entrenamiento es ideal para personas con poca fuerza de voluntad, que desean perder peso, […]

Lo del entrenador personal suena peliculero, lo sé, pero no creáis que es algo que sólo se ve en artículos de revista, sino que, pese a ser más famoso en Estados Unidos, en España está ganando mucha popularidad. Esta forma de entrenamiento es ideal para personas con poca fuerza de voluntad, que desean perder peso, que quieren dejar de fumar y llevar una vida saludable o, sencillamente, para quienes desean hacer lo que realmente necesitan y no lo que un centro de fitness les ofrece.

entrenador-personal

Si bien, hace unos años, al inicio de esta actividad, la imagen del entrenador personal era la de un hombre musculoso que se dedicaba a machacar a sus clientes, actualmente, es una persona -hombre o mujer- con conocimientos de dietética, fisioterapia y salud que aconseja lo mejor para su cliente.

Los candidatos para este tipo de entrenamiento son todos, desde amas de casa que no han realizado nunca ejercicio hasta ejecutivos sin tiempo que necesitan cuadrar sus horas de entrenamiento o personas con lesiones que necesitan un entrenamiento personalizado, pasando por personas que no acaban de engancharse a las clases colectivas. La edad tampoco es un problema, desde los 20 hasta los 80 se opta por este tipo de entrenamiento.

Los beneficios de este entrenamiento, por tanto, están claros:

  • Entrenamiento personalizado.
  • Mayor aprovechamiento de las clases frente a las clases colectivas.
  • Cumplimiento de los objetivos en menos tiempo.
  • Mayor motivación.
  • Realización de los ejercicios de forma correcta, gracias a la supervisación durante toda la sesión, evitando lesiones y aumentando la efectividad de los ejercicios.

Para elegir monitor, es recomendable que tiene formación en en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Debe ser una persona amable y empática que vea lo que necesitamos y lo que nos cuesta y debe ayudarnos a conseguir nuestros objetivos, aconsejándonos en todo momento no sólo de los ejercicios a realizar, sino de otros aspectos de una vida saludable, como es la alimentación.

El precio de estas sesiones varía en función del profesional o si se hace a través de un centro de fitness. No obstante, si compras bonos, las sesiones te saldrán más baratas e incluso puedes optar por ir con otra persona y pagarlo entre las 2.

También te puede interesar