Escrito por Tendenzias

Chicos sin pelo (en el cuerpo)

Este artículo va dedicado a todos los que por fin se han decidido por la depilación, y no solo por una cuestión estética sino también por higiene. Cada día son más los hombres que se depilan, lo normal es empezar con los métodos tradicionales para acabar decidiéndose por el láser y olvidarse de la cera, las cremas, las pinzas o la cuchilla que tanto sufrimiento y tiempo se llevan.

Para los que se inician y quieren saber los métodos que hay de quitarse el vello, y si de verdad la cera es dolorosa o hay mucha leyenda urbana aquí van algunas nociones.

La ventaja de la cera, respecto a una cortadora o las cremas es que arranca el vello de raíz (de ahí el dolor) lo que hace que tarde más en salir de nuevo. Con el tiempo ese vello se debilite cada vez más y es menos abundante.
Existen tres tipos de cera: fría, tibia y caliente.

La cera fría no está recomendada para los hombres; la tibia, en la actualidad es uno de los métodos más usados no afecta a personas con problemas circulatorios, no deja la piel enrojecida y facilita una depilación de raíz. Y la cera caliente, cuyo uso no es recomendable en hombres que tengsn problemas circulatorios o de varices. Tampoco es aconsejable si el vello es demasiado abundante.

Sobre las zonas que más se depilan los hombres, los tipos y formas del resultado de la depilación, o sus motivaciones hablaremos más adelante. Pero recuerda, si sólo quieres experimentar puedes pedirle a algún amigo que te deje la cortadora o empezar con la cuchilla, después no podrás pasar sin estar depilado.

¿Qué es lo que piensas?