Escrito por

Consejos para una mamá lactante

Si estás dando de mamar a tu hijo, o hija queremos hacerte algunas recomendaciones y resolver las dudas que te puedan surgir, pero (como siempre decimos) esto son generalidades, siempre debes consultar al médico. Muchos profesionales recomiendan seguir con los suplementos prenatales de hierro también durante la lactancia, pero recuerda que el suplemento no sustituye a una dieta equilibrada y saludable. Es importante que tomes vitaminas y nutrientes suficientes, trata de comer más cereales integrales, frutas y vegetales frescos, que habitualmente, esto incluye el agua, ahora debes estar más hidratada aún.

Antes solían recomendar que las mamás lactantes tomaran 500 calorías más al día, pero los últimos estudios dicen que no es necesario, obligatoriamente, aumentar el consumo de calorías. Y hablando de estudios, en marzo de 2004, la Agencia de Alimentos y Fármacos y la Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos emitieron nuevas directrices sobre la necesidad de que las madres reduzcan su exposición al mercurio en el pescado. Las nuevas pautas aconsejan no comer más de 170 gramos, o una porción, de atún blanco o pez espada por semana, debido a la contaminación de los océanos.

Por último recuerda que hay comidas con sabores muy fuertes que pueden hacer que tu bebé tenga gases o esté irritable, llorando o durmiendo muy poco tras la toma. Puede que si tu bebé es alérgico a algo que comiste, se refleje por medio de una reacción en su piel, en su respiración, o en sus heces. Algunos de los platos que pueden causar cólico a tu bebé son el brócoli, la col, las coles de Bruselas y la leche de vaca.

¿Qué es lo que piensas?