Escrito por Tendenzias

Conservar las hierbas aromáticas

En un artículo anterior hablamos de algunos tipos de hierbas aromáticas y sus usos y hoy vamos a hablar un poco del proceso de almacenamiento de estas hierbas para poder disfrutar de ellas todo el año, ya que pocas son las que puedan comprarse siempre frescas a lo largo de 12 meses. Para quien no desee prescindir de ellas, desde este post vamos a dar una serie de métodos de conservación tradicionales.

De los métodos más antiguos son la conservación en vinagre, aceite o sal.  Para las conservas en aceite o vinagre el procedimiento es el mismo, habrá que cortar muy finamente las hierbas y se pasarlas por un tamiz para convertirlas en puré, llenamos con ellas unos frascos de cristal de boca muy anchay terminaremos de rellenar los recipientes con aceite o vinagre (para hacerlo con aceite lo ideal es utilizar uno bueno que no se enrancie pronto como uno de oliva extra).  Si lo que queremos es conservar en sal, tenemos que cortar también las hierbas de manera fina y las pondremos en los envases en capas, concretamente una capa de sal por cuatro de hierbas. Cerrar los envases al vacío y almacenar en un lugar fresco y oscuro (no en nevera). Esta última manera de conservar debería solo usarse para hierbas que vayan a ser empleadas en recetas con un toque salado.

Otra forma de conservación habitual en multitud de concinas es la congelación ya que guarda casi perfectamente todo el aroma, contenido, color y sabor de las hierbas aromáticas. Por supuesto una condición indispensable es que las hierbas a utilizar estén frescas y tiernas. Podemos usarlas solas o mezcladas con otras, bien picaditas en fiambreras o bolsas de plástico y extraerlas a cucharadas cuando sean necesarias. También podemos congelarlas en cubiteras, rellenamos cada cuadradito de hierbas y cubrimos con agua o caldo de carne y congelamos. Para utilizarlas basta con añadir en cubito congelado directamente en el guiso. Ideales para condimentar salsas y sopas.

Ya no tienes excusas para no utilizar hierbas frescas en vez de las típicas secas en bote que, si bien nos ayudan bastante, no tienen el sabor y las propiedades de las naturales.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?