Escrito por

Dieta durante la lactancia

La lactancia puede llegar a ser más extenuante que el propio embarazo, y además no se sabe cuando termina, por eso tienes que estar preparada y al 100 por 100 de energías. Te vamos a recomendar algunos alimentos que te ayudaran a alcanzar este pleno rendimiento y que también le sentarán de lujo a tu pequeño o pequeña.

Primero lo que debes evitar, porque son alimentos que pueden resultar fuertes o dar mal sabor a la leche, como el ajo y la cebolla crudos, rábanos, los espárragos tanto los verdes como los blancos, los tipos de col, coliflor, coles de Bruselas, lombarda los embutidos fuertes y las especias en general. Y por descontado el vino o el alcohol.

En algunos casos, para madres adolescentes, vegetarianas, veganas o con ciertas enfermedades es posible que el médico recomiende alguna dieta específica.

Tú estás dando leche, así que parece lógico que incrementes el consumo de calcios en tu propia dieta, toma al menos tres cuartos de litro de leche cada día, o medio litro de  leche y otros lácteos, como son los quesos, pero procura que no tengan un sabor muy fuerte y estén poco cuajados, purés y cremas hechos con leche, bechamel…recuerda que las espinas de los boquerones también contiene un alto índice de calcio y si las masticas bien no hay problema.

En estos momentos tus necesidades de proteínas son el doble de las que eran antes de dar de mamar, así que tómalas de los animales como carnes magras, aves o pescado, tanto el blanco como el azul,  así como huevos. Incrementa también la cantidad de alimentos ricos en hidratos de carbono como cereales ( arroz, pastas, patatas) y también de legumbres.

¿Qué es lo que piensas?