Escrito por Tendenzias

Dieta equilibrada

Una dieta equilibrada es la forma más natural de conseguir una vida sana y un cuerpo sin sobrepeso. Se trata de combinar adecuadamente las proporciones de grasas, proteínas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y fibra. Para ello, hay que realizar una buena elección de alimentos y platos ricos que les hagan sacar su máximo provecho.

Llevar una dieta correcta no supone pasar hambre, sino comer lo que necesitamos para que nuestro sistema funcione bien. Esto depende mucho de cada uno, de la complexión, el peso y la altura, la edad y el sexo, pues cada uno necesita una energía diferente que se traduce en calorías.

Necesidades diarias

Por lo general un hombre adulto necesitará ingerir 2200-2800 calorías, mientras que una mujer necesitará entre 1500-2100 calorías. Estas variaciones dependen de lo que uno pese en un estado saludable (un determinado peso por norma no supone de ninguna manera estár gordo/a), la edad y el sexo. Por ejemplo una mujer de unos 50 kg entre los 80 y 36 años de edad necesitaría unas 1860 calorías mientras que una de 60 kg de más de 55 años se basta con 1600 calorías. En los hombres sucede lo mismo, aunque en general necesitan más energía en cualquier tramo.

Esto también se calcula en una actividad normal, si el sujeto lleva una vida sedentaria puede reducir el consumo y si lleva una vida ‘intensa’ o practica mucho deporte `puede comer más.

En relación a eso los alimentos de cada día deben proporcionarnos aproximadamente un 57% de carbohidratos, un 25% de grasas, un 15% de proteínas y una 3% de fibra.

En cualquier caso, los hidratos suelen ser cereales, frutos secos, pan, pasta, azucares, dulces y patatas, las proteínas se hallan en carnes, pescados, mariscos, huevos, leche y legumbres, y las grasas o lípidos son las base de las mantequillas, sebos, aceites y salsas. Sin embargo las frutas y verduras contienen los aportes de fibra, agua, proteínas y vitaminas y minerales.

Receta variada

Esto, no obstante, es en cuanto al aporte más importante de los alimentos porque cada uno ofrece varios nutrientes diferentes, lo que permite combinaciones de los mismos muy variadas para cumplir con los objetivos marcados.

Por otro lado, hay que tener en cuenta algunos aspectos, porque las recomendaciones diarias son a veces muy inconcretas y algo agobiantes. 5 piezas de fruta y verdura, leche, cereales, pan 2 litros de agua mínimo, carne, pescado ¿a veces no parece que hay que comer más de lo que es posible? Por eso es mejor hacer cinco comidas en lugar de tres y con raciones más pequeñas.

Gráficos de alimentos

Para que esta dieta sea más fácil de cumplir la mayoría de especialistas los traducen a dibujos donde nos muestran las posibilidades que hay para ello, con alimentos y la frecuencia con la que se deben consumir. Las más conocidas son las ruedas de alimentos o la pirámide alimentaria.

Recomendaciones generales

Hay ciertos consejos que no fallan nunca y que nos ayudarán a sentirnos bien.

  • Consumir productos frescos y de temporada. Lo que mejor le sienta a nuestro cuerpo es lo natural. Así evitarás también ingerir conservantes, colorantes y otras sustancias que se incorporan a muchos productos para que se conserven mejor más tiempo. Por supuesto, lo fresco tiene más nutritientes y aporta menos residuos
  • La carne blanca y el pescado azul o blanco frentes a las variedades ‘rojas’
  • Comer fruta y verdura de forma diaria y mucha agua.


Un error frecuente es comer las verduras hervidas y muy cocinadas cuando lo mejor es comerlas crudas o ligeramente cocidas, si no se destruyen muchas de sus vitaminas en el proceso.

  • El consumo de grasas y azucares debe ser limitado. En caso de que lo hagas mejor que sean vegetales en un caso y fructosa en el otro, que además no contienen colesterol. En el caso de que un día te des un capricho recuerda que lo mejor es que quemes ese exceso de calorías con deporte, aunque éste debe practicarse en general con frecuencia.
  • Las proteínas no sólo se pueden conseguir comiendo productos animales, recuerda que la soja y las legumbres también las proporcionan, muchos de los aminoácidos esenciales añadiendo fibra, vitaminas y minerales y se digieren mejor, ( eso sí, no los cocines “flotando” en tocino y grasas)
  • Si te cuesta comer verduras y frutas, sé creativo. Invéntalas como guarniciones, ensaladas divertidas y postres como macedonias
  • Cuidado con el alcohol y los refrescos. Los primeros destruyen la vitamina B9 con lo que es mejor no combinarlos con alimentos ricos en ella ya que la estaríamos desperdiciando. Algo parecido sucede con las gaseosas que contiene ácido fólico que impide la absorción del calcio, con lo hay que impedir que una buena merienda se haga con estas bebidas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Otros posts que te pueden interesar:

  • ¿Qué nos aportan las verduras?
  • Alimentos saciantes
  • Alimentos imprescindibles: las legumbres
  • Alimentos para combatir la anemia
  • Alimentos para el cerebro
  • Más que una piramide alimentaria
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?