Escrito por Tendenzias

Dieta para niños

La hora de la comida puede convertirse en una batalla campal entre madre e hijo, una pugna de poder en la que ambos pueden llegar a perder los nervios. Hay niños que no comen, que directamente nunca tienen hambre, los hay que sólo comen lo que ellos dicen que les gusta, otros que se pasan las horas comiendo, los que se eternizan con la bola en la boca…es que hay niños y niñas para todos los gustos.

Lo primero es saber cuánto debe comer un niño, para eso hay que tener en cuenta su edad, su actividad, su peso, la velocidad a la que está creciendo y sobre todo que cada cual tiene su propio metabolismo. Una máxima es que un niño sano nunca comerá menos de lo que necesita, la sensación de hambre exige ser saciada, y casi siempre se peca por exceso. En otros artículos trataremos el tema de la obesidad infantil.

Se trata de ofrecer un menú diario variado, con el que poder cubrir sus necesidades energéticas y nutricionales.

Algunos de los básicos que no pueden faltar en este menú es la leche y sus derivados. Si tu hijo no la toma en vaso, y ya has probado con chocolatearla, endulzarla…y nada, entones vete a los derivados, quesos, yogures…trata de preparar natillas y flanes caseros, arroz con leche…son otra forma de que el niño consuma calcio.

Las carnes, el pescado y otras fuetes de proteínas también son fundamentales para la vida, y ten en cuenta que éstas no se almacenan como las grasa, por eso es necesario tomarlas a diario.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?