Escrito por

Dietas para adelgazar

Adelgazar debe ser la unión de una buena alimentación y ejercicio, sin embargo a veces los caprichos llevan al sobrepeso y se recurre a métodos de adelgazamiento estrictos y guiados. Hoy os queremos mencionar algunas de las de las mejores dietas que podéis seguir para acabar con esas grasas ‘sobrantes’. Las hay fáciles, duras y para combinar con tus comidas normales. ¿ Con cuál os quedáis?

Una vez se acaba el verano hay que afrontar los temidos kilos de más que hemos ganado durante la época relajada o estival o bien ,aunque no nos hayamos excedido, el sobrepeso lleva tiempo con nosotros. Es en ese momento cuando nos ponemos a buscar dietas para adelgazar eficaces.

Antes de empezar con una dieta

Lo primero a considerar es si hacer dieta es completamente necesario y con esto se quiere decir, si hace falta seguir un orden estricto y ‘pesado’ de comidas y restricciones. Así que antes de ponerse a ello, lo mejor es chequear si se cometen ciertos pequeños vicios con mucha asiduidad que provocan la aparición del ‘michelín’ (y que simplemente deberemos reducir):

  • Dosis frecuentes de alcohol. Una de las primeras cosas que se deben eliminar para perder peso son las cervezas, el vino y las copas,(y las tapitas que acompañan) bien en cantidad o de forma radical. Si se hace la salud en general mejorará.
  • Bollos, helados y repostería. Si lo anterior conlleva azucares y calorías, estos alimentos no son menos, y, además, añaden multitud de aromas, colorantes y conservantes, y las peores grasas saturadas, animales y con colesterol. Si se opta por comer alguno que sean sin azucares, integrales y de fabricación artesana.
  • Fritos como solución. Es mejor asar o cocinar a la plancha o a la brasa.
  • Falta de ejercicio. El sedentarismo provoca que las grasas crezcan pues todas las calorías que no se emplean se convierten en eso. Si no hacéis nada de deporte ya habréis notado cómo suenan las rodillas o la espalda al hacer ciertos movimientos, o, quizás, sois de los que hacen esfuerzo al levantarse de la silla.

Dietas para todos

Hay maneras más o menos bruscas de ponerse a adelgazar.

  • Entre las moderadas y sin prisas, mejores en general, destacamos:
    • Hacer una dieta equilibrada y deporte diario. Esto es lo mejor en cualquier caso, a no ser de que hablemos de casos de obesidad.  Si es necesario se puede poner más empeño en el ejercicio físico
    • La dieta Atkins: características generales.
    • Cenas ligeras
    • Dieta balanceada. Esta es una de las más famosas, y permite sin mucho sacrificio perder hasta 7 kilos comiendo de todo en cantidades limitadas y con las prohibiciones ya citadas antes: sin alcohol, sin fritos, bollos y panes integrales y evitar las partes con más grasas (no comer el tocino de los filetes ni la piel del pollo). Quieres ver el ejemplo, pincha aquí
  • Dietas ocasionales. En este tipo se trata de aquellas que se hacen de manera muy puntual para perder muy poco peso rápido, o que se alternan con las comidas normales un par de días a la semana y que también sirven para depurar el organismo. En este tipo hay que tener muy claro no exceder los días recomendados.
    • La dieta de la fresa

    • La dieta de la sopa

    • La dieta del brócoli

  • Estos son unos ejemplos, pero hay miles, se suelen basar en días ‘tematicos’ generalmente a partir de verduras y frutas.

Os dejamos un dieta más de regalo aquí, que, además, es antiestrés.

Comer con estricto control

  • Dietas rígidas
    • La dieta macrobiótica

    • Dietas ricas en proteínas

    • Combinar alimentos de forma inteligente. Este tipo de dietas sugieren que algunos alimentos se queman mejor o engordan más según con lo que se acompañen. La llamadas ‘disociadas’ imponen como norma que los almidones o hidratos de carbono y las proteínas se deben consumir separadamente siempre, nunca en la misma comida. Las frutas se deben comer fuera de estas  y sin mezclar tipos.
  • Dietas radicales. Estas deben tomarse con mucho cuidado y calcularlas bien para no derivar en carencias de sustancias necesarias para nuestro funcionamiento y salud. Suelen ser de larga duración y suponen cortar sin más con ciertas grasas y azúcares por siempre.
    • La dieta vegetariana. La eliminación de las grasas y proteínas animales puede mejorar nuestro peso, nuestras digestiones y reducir colesterol, dejando aparte las cuestiones morales o éticas de esta decisión. No obstante, hay que vigilar que se consumen todas las calorías diarias y que se consiguen todos los nutrientes esenciales: hay que sustituir, no quitar simplemente alimentos.
    • La dieta Dukan. Aunque el sistema de este doctor no es demasiado dura, si que supone una duración de la última fase elevada, por no decir , que se ha de cumplir con ella el resto de la vida.
      • Características
      • Riesgos

Otros post que os pueden interesar:

  • Dietas que cuidan tu salud
  • Consejos para llevar adelante una dieta
  • La fibra alimentaria: beneficios
  • Alimentos saciantes
  • Ejercicio, vital para la salud
  • Más que una pirámide alimentaria
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?