Escrito por

El coral

Índice del artículo

El coral es una piedra semipreciosa que se utiliza en joyería para crear complementos de gran belleza, debido a las intrincadas formas que adopta y a su color suave. Esta joya marina podría desaparecer en un futuro no muy lejano, debido a la intensa extracción que se está llevando a cabo, tanto por los coraleros, como por pescadores furtivos. En nuestro blog de Joyas, os contamos todo sobre este preciado animal marino.

Coral

¿Qué es el coral?

El coral es un pequeño animal marino que pertenece al mismo filo que las medusas (filo Cnidaria) y que se agrupa en grandes colonias. Cada animal no mide más de unos milímetros, y gracias al calcio contenido en el agua marina, segrega una coraza compuesta de carbonato cálcico, que es lo que da origen a la joya que podemos ver en los escaparates de las tiendas. El coral rojo, es endémico del Mediterráneo y aguas africanas atlánticas adyacentes, donde vive en colonias en forma de árbol.

El crecimiento de estas colonias adquiere diversas formas y es muy lento, apenas de un centímetro de altura al año. Los corales son un importante recurso marino, ya que su agrupación da lugar a los arrecifes de coral, que cobijan una elevada biodiversidad de animales y plantas. A veces, estos arrecifes son tan grandes que incluso emergen a la superficie, formando una especie de isla llamada atolón. Actualmente, hay muchas iniciativas en marcha para proteger estos ecosistemas tan especiales y frágiles.

Tipos de coral

Según su color, el coral puede ser rojo, negro, rosa, blanco, azul… De todos estos, el más apreciado es el coral rojo, de los cuales los más valiosos son los de tonalidades oscuras. Los tonos rosados y el coral negro también son bastante apreciados.

Según la forma que adopten en su crecimiento, podemos hablar de corales redondos o barrocos; en este segundo caso, encontraremos contornos rectos y alargados.

Collar de coralLa extracción del coral

Su extracción del mar no es tan compleja como puede parecer a simple vista; de hecho, el coral ha sido utilizado como adorno desde la Prehistoria, y existen vestigios de joyas de este tipo que datan de la Edad de Hierro, y de las civilizaciones egipcia y sumeria. Los celtas también empleaban el coral, sobre todo para los ornamentos de sus monturas. También se utilizaba en la antigua Grecia, Turquía y China.

Las propiedades del coral, permiten que sea posible tallarlo adoptando infinidad de formas, tanto de joyas como de adornos.Su extracción se realiza a mano, cuando está a poca profundidad, o mediante barcos coraleros, que lanzan un lastre al fondo, que arrastran para arrancar los corales. Una vez extraído, no se aprovecha todo el coral: de cada kilo extraído, se aprovecha para su venta aproximadamente la quinta parte. El kilo de coral rojo bruto se cotiza en el mercado negro y en internet a entre 500 y 1200 euros, dependiendo de su calidad; si las piezas están tratadas ascienden a entre 22.000 y 36.000 euros. De ahí que en torno a este comercio, haya muchos pescadores furtivos que lo arrancan ilegalemente.

El coral proviene del Mediterráneo (donde cada vez es más escaso), y del Pacífico. A continuación se envía a Suiza, Japón y sobre todo a la ciudad italiana de Torre del Greco, en el golfo de Nápoles, donde opera la principal industria de transformación de coral rojo del mundo. La mayoría del coral extraído en el mundo, se trabaja en Italia, en torno a las tres cuartas partes.

De allí, es vendido a los consumidores, que son principalmente Estados Unidos y Japón.

Collar de coralEl coral rojo en la actualidad

Actualmente, debido a la sobrepesca, la contaminación y el calentamiento global, el coral rojo es cada vez más escaso en las zonas costeras del Mediterráneo, lo que obliga a extraerlo a cada vez una mayor profundidad.

En la actualidad, el coral rojo está protegido en Gibraltar, Malta, Mónaco y Turquía, mientras que en Croacia, Francia, Grecia, Marruecos, Túnez, Libia, Italia y España, existen cuotas de recolección que, a según los científicos, han supuesto su extinción en muchas zonas. Está por ver el futuro que le espera a este ser vivo, y si será posible su supervivencia fuera de las joyerías.

¿Qué es lo que piensas?