El perfume más caro del mundo

En el caso de perfumes, es verdad que las grandes esencias van en frascos pequeños. Muchas veces en esta relación de tamaño y grandiosidad, influye el precio. Un perfume se nos puede hacer pequeño cuando la cantidad más pequeña no sale por un pico, porque se trata de un perfume ‘grande’. Unos de los perfumes […]
Belleza10.es

En el caso de perfumes, es verdad que las grandes esencias van en frascos pequeños. Muchas veces en esta relación de tamaño y grandiosidad, influye el precio. Un perfume se nos puede hacer pequeño cuando la cantidad más pequeña no sale por un pico, porque se trata de un perfume ‘grande’.

Unos de los perfumes más costosos son los de la firma de Clive Christian, cuyo establecimiento era famoso por crear las fragancias de la reina Victoria como el de 1872 que era elegido por las pasajeras de primera clase del Titanic que lo consideraban una joya( hasta el punto que lo lucían en el escote).

Además de la versión ‘histórica’ que concentra la esencia de 170 rosas,y tiene como nombre su año, se halla, en la misma franja de precios, el ‘Nº1 Imperial Majesty’ cuyo proceso de fabricación lleva un año entero y necesita más 200 ingredientes. Por si fuera este último se presenta en un envase de cristal de Bacarat de 500 mililitros y que incluye diamantes blancos incrustado en el cuello, oro de 18 quilates y un tapón que reproduce la corona de la mismísima reina.

Por eso no cabe extrañar que cualquiera de ellos cueste 195.000 euros. Lo pueden usar tanto hombres como mujeres, porque hay una versión más femenina que añade a la mezcla original una suave vainilla de Tahití y otra para caballeros con esencia de madera de sándalo.

Si no quieres hacerte con este exquisito medio litro de ‘colonia’, existen botellitas de 30 mililitros por 1950 euros y que se venden en la página de Clive Christian y en las tiendas más exclusivas y caras del mundo.

Más información: Clive Christian

También te puede interesar

2 Comentarios en “El perfume más caro del mundo”

  1. Pingback: Perfumes femeninos | Fragancia
  2. Pingback: Coco de Chanel | Fragancia