Escrito por

Frutos exóticos (segunda parte)

En un artículo anterior hablamos de dos de las frutas tropicales más conocidas, el plátano y mango, éste último catalogado como el rey de las frutas tropicales. Pero ¿qué es un rey sin su reina? Para eso volvemos sobre nuestros fueros, para escribir sobre la reina: la piña. Vamos a desvelar algunos datos sobre ella y sus propiedades.

Para empezar hay que decir que la piña no es una verdadera fruta, es un fruto compuesto que se forma alrededor de un corto tallo, puede llegar a alcanzar los 50 cms desde su unión al tallo hasta la punta de su preciosa corona de hojas y pesar hasta 4 kilos. Tiene un sabor exquisito a la vez que ácido. Si está demasiado verde puede llegar a tener una acidez cortante, por eso hay que dejarla madurar unos días a temperatura ambiente.

Entre sus propiedades destacan su poder diurético y depurativo debido a una enzima (bromelina) que tiene efecto laxante (de ahí la dieta de la piña). Rica en azúcares y vitaminas B, C y A y minerales como el hierro y calcio. Al ser un fruto ácido, su consumo abusivo puede provocar irritaciones bucales, ya se sabe que no hay nada bueno en exceso.

En lo que respecta a las formas de consumo principalmente lo hacemos con el producto fresco, ya sea sola o en macedonias. Muy utilizada en repostería como recubrimiento de tartas. Refrescante en los cócteles, mermeladas y compotas. Usada de manera original en la elaboración de curry, platos de pescado y de carnes ya que, gracias a la bromelina, hace que se quede más tierna (esta enzima pierde su efecto al pasar los 40º).

Ya sólo queda aprender a escoger bien una piña. A la piña que esté madura será fácil arrancarle las hojas centrales de su penacho. Y si por cualquier motivo se ha madurado demasiado el fruto por no haberlo consumido a tiempo, siempre puedes usarlo unos días (guardándola en el frigorífico) como mascarilla facial. Pasas la pulpa de la piña fría por el rostro y dejas secar, después te enjuagas la cara y como nueva. Si por algo es la reina.

¿Qué es lo que piensas?