Escrito por

La boda relámpago de Kim Kardashian y Kris Humphries

Sus dos nombres empiezan por la letra ‘K’. Ambos son celebrities, ricos, guapos y famosos… y parecía que su matrimonio iba a durar. Lo que nadie esperaba era que Kim Kardashian pediría a Kris Humphries el divorcio… ¡tan sólo diez semanas después!

La ceremonia se celebró el pasado 20 de agosto en Montecito, California, con la ayuda de una fortuna de 10 millones de dólares que permitirían a un total de 450 invitados ver con sus propios ojos el enlace romántico y eterno de los dos celebrities.

Aquí podemos apreciar una exclusiva de la revista People. Kardashian lució un vestido strapless y de gran volumen para la ceremonia más importante de su vida.

Las “diferencias irreconciliables” entre la pareja fue razón suficiente para que la multimillonaria Kardashian fijase el fin de su breve matrimonio.

Nadie duda que esta boda se llevó a cabo por todo lo alto, con invitados de élite tales como Lindsay Lohan y Eva Longoria. La abogada Laura Wasser que les separa también es de élite, al haber representado a famosos de la talla de Britney Spears y Angelina Jolie.

Una boda famosa

La cobertura mediática de esta ceremonia nupcial ha sido total. Cuatro millones de personas veían en EEUU el programa  “Kim’s Fairytale Wedding: A Kardashian Event”, ofrecido por el canal E!

Además, se rumorea que la revista People habría pagado hasta 1,5 millones de dólares por las fotografías de la ceremonia. Kim Kardashian es toda una reality star gracias a su programa de telerrealidad  “Keeping up with the Kardashians”, que protagoniza junto a sus dos hermanas Khloe y Kourtney y, si el día de la boda es la fecha más señalada y mágica para cualquier mujer, para Kim no iba a ser menos.

Muy solidaria

Lo cierto es que Kim Kardashian va a donar los regalos que la pareja recibió de su familia y amistades por motivo de su boda. Si bien esta donación no incluye todo el dinero que ha ganado la celebrity por la cobertura de su boda, The Dream Foundation resalta la ayuda que está prestando la estrella para hacer que los sueños de miles de familias se hagan realidad. De hecho, la organización señala el gran corazón que tiene Kim, y la ayuda en dinero y tiempo que presta la famosa para quienes más la necesitan.

Kim Kardashian ya aseguraba a People que su vida como ‘newlywed’ no era perfecta debido a la escasa privacidad que tenía la pareja recién casada.

Se casó como una princesa, de blanco y con joyas de lo más llamativas. La estrella escogió para esta gran ocasión un total de tres vestidos de novia, no conformándose con uno. Palabra de honor, joyas en las orejas y en forma de corona, y un eterno velo blanco forman parte de sus complementos fetiche para la gran ocasión, junto con su gran sonrisa.

¿Qué opinas de la ceremonia que ha unido a Kim Kardashian con Kris Humphries… durante unos meses? ¿Mereció la pena tanta atención mediática y mundial?

Finalizamos nuestro recorrido por la boda de Kim Kardashian y Kris Humphries mencionando que los tres vestidos blancos de la celebrity fueron de Vera Wang.

loadInifniteAdd(44636);

Más artículos de BodaRossa:

Ramos de novia Vera Wang 2010

Katy Perry se cambia de apellido

¿Qué es lo que piensas?