La fibra alimentaria, beneficios

La fibra alimentaria es la parte de las plantas comestibles que resiste la digestión y fermenta en el intestino grueso. No es un nutriente, pero nuestro cuerpo la necesita de igual forma. Existen dos tipos de fibra: Fibra insoluble, retienen poco agua y se toman para ayudar a la limpieza del intestino. Una ingesta diaria […]

La fibra alimentaria es la parte de las plantas comestibles que resiste la digestión y fermenta en el intestino grueso. No es un nutriente, pero nuestro cuerpo la necesita de igual forma.

Existen dos tipos de fibra:

  • Fibra insoluble, retienen poco agua y se toman para ayudar a la limpieza del intestino. Una ingesta diaria de este tipo de fibra ayuda a no tener problemas con las deposiciones ni el estreñimiento. Esta fibra la contienen los cereales y algunas verduras.
  • Fibra soluble, retienen mucha agua y también son buenas para prevenir el estreñimiento. A demás de eso disminuye y ralentiza la absorción de grasas y azúcares de los alimentos, por lo que es muy beneficioso para controlar la cantidad de colesterol y glucosa en sangre.

La fibra alimentaria, como hemos visto nos aporta grandes beneficios. Su consumo diario beneficia a nuestra digestión, evita los problemas de estreñimiento, limpia los intestinos y evita que nuestro cuerpo absorba la mayor parte de la grasa y la glucosa de los alimentos.

Como hemos comentado es importante su consumo para un correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, así como es importante consumirla para prevenir ciertas enfermedades como el colesterol. También es beneficiosa aunque no determinante en otros problemas, como son en la diabetes de tipo 2, el cáncer de colon y recto, enfermedades diversas del intestino o la obesidad.

También debemos tener cuidado de no tomar fibra en exceso, ya que puede provocar flatulencia y dolor abdominal. Para evitar esto debemos introducirla poco a poco en la dieta.

La fibra alimentaria, beneficios
3.50 / 5
3.50 - 25 Votos

También te puede interesar