Levantarse maquillada

Para las muy, muy perezosas, ya la vez presumidas mujeres de hoy se ha inventado el maquillaje permanente, que no es que sea para toda la vida, porque los pigmentos van a ir siendo absorbidos por la piel, más o menos durante un año o año y medio. Es el sueño de todas aquellas que […]

Para las muy, muy perezosas, ya la vez presumidas mujeres de hoy se ha inventado el maquillaje permanente, que no es que sea para toda la vida, porque los pigmentos van a ir siendo absorbidos por la piel, más o menos durante un año o año y medio. Es el sueño de todas aquellas que más de un día nos hemos levantado con una cara…como para acostarse de nuevo.

El maquillaje permanente también se llama micropigmentación, y consiste en la implantación de unos pigmentos específicos a nivel de la epidermis, ésta es inocua e indolora y debe hacerse con absolutas garantía de higiene.

Las zonas en las que se puede aplicar son, los labios, cejas, párpados (raya de los ojos) y cicatrices.

La técnica es muy sencilla, se trata de introducir con una aguja muy fina los pigmentos específicos en la zona deseada y el color adecuado. Se pueden hacer retoques, para que el resultado sea siempre impecable. Las sesiones no son muchas, de 1 a 3 de media, y se realizan, normalmente con una semana de diferencia entre ellas.

En cuanto al tiempo de recuperación, y aunque todas las pieles son diferentes, se habla de entre 3 y 7 días en la superficie, y otros 10 o 14 días bajo la superficie. Quizás los labios puedan hincharse y agrietarse un poco.

Y respecto al precio, en fin, no es lo que se dice barato, pero la mayoría de clínicas estéticas tienen muy buenas opciones de financiación.

Recuerda que el maquillaje permanente está pensado para mejorar tu aspecto diario y destacar tus rasgos naturales, luego puedes usar el maquillaje de siempre.

3.80 / 5
3.80 - 39 Votos

También te puede interesar