Escrito por

Los alimentos saciantes

Tras los excesos navideños, muchas veces nuestra salud se resiente y nos vemos en la necesidad de recuperar nuestra forma física, así como nuestros hábitos alimenticios saludables. Si hemos comido dulces y platos típicos en demasía, puede resultarnos complicado conformarnos con los aliementos y con las cantidades a las que estábamos habituados. Para ayudarnos a volver a nuestra rutina, podemos complementar nuestra dieta con alimentos saciantes, que nos permitirán “engañar” al hambre y volver a nuestras sanas costumbres. En nuestro blog de Dietas, te contamos qué alimentos son los más indicados.

¿Qué son los alimentos saciantes?

Los alimentos saciantes, son ese tipo de alimentos que consiguen que tengamos menos sensación de hambre durante más tiempo.
Muchas veces el éxito o el fracaso de una dieta viene determinado por el hambre, la ansiedad y las ganas de “picar” algo entre horas. Para ello, y aunque la mayoría de las dietas exijan hacer al menos cinco comidas al día, debemos incluir en las mismas alimentos que nos quiten la sensación de hambre durante más tiempo.

Al contrario de lo que se piensa, los alimentos más saciantes son los que contienen más cantidad de agua, fibra y proteínas, y los que menos los ricos en grasas y azúcares. Esto sucede porque la gran cantidad de agua que contienen dan más volumen al estómago y lo mantienen lleno por más tiempo. La fibra, aunque no la digerimos, necesita una gran cantidad de agua para expulsarse por lo que llena también los intestinos.

Alimentos saciantes que no engordan

Como vemos, debemos optar siempre por las versiones integrales de los alimentos, que son más ricos en fibras, y por los alimentos que tengan más cantidades de agua. También vemos que estos alimentos son muy poco calóricos, con lo que nos ayudará además a ingerir menos calorías ayudándonos a perder peso.

Los alimentos saciantes que debemos incluir en la dieta son: las verduras (en especial las de hojas), la fruta cruda, el huevo duro, las carnes (con poca grasa), la leche, las infusiones, los caldos y los cereales y el pan integrales.

Por eso, si tenemos hambre a media mañana o a media tarde, lo mejor es tomar una pieza de fruta o una zanahoria. De entre las frutas, el membrillo está muy indicado por su alto contenido en fibra; puedes prepararlo de una forma deliciosa si lo pelas, lo cortas y lo cueces en agua añadiéndole canela y azúcar o sacarina. Puedes tomarlo caliente o frío, en el postre o para merendar.

Otra opción son las tortitas de maíz y las tortitas de arroz, que contienen muy pocas calorías y son saludables.

Comidas saciantes

Un menú ligero pero suficiente y que no nos deje con hambre, es la clave para recuperar o mantener nuestro peso sin angustiarnos. Como hemos visto, algunos alimentos pueden ayudarnos, especialmente al principio. Veamos algunas opciones para comer sano y bien:

  • Combinamos verduras de primer plato, como espinacas, acelgas o judías verdes, con un filete de pollo a la plancha.
  • Acompañar la carne o pescado con un buen plato de ensalada, espárragos, o setas.
  • Comer un plato de legumbres, evitando añadir chorizo, tocino… Puede complementarse guisando las legumbres con arroz integral, que además es un gran aporte de proteínas.
  • Si acompañamos las comidas con pan, que éste sea integral.
  • Sustituir la pasta y el arroz por pasta y arroz integrales.
  • Sustituir el huevo frito por el huevo cocido.
  • Tomar de postre una pieza de fruta: manzana, pera, mango, melón…
  • Beber agua abundantemente.

Si incluimos estos alimentos en nuestra alimentación diaria no tendremos por qué picar entre horas y podremos seguir una dieta con más confianza y sin pasar hambre.

Si quieres saber más, también pueden interesarte los siguientes artículos:

Dietas para adelgazar

Consejos para llevar adelante una dieta

Alimentos depuradores

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?