Escrito por

Maquillaje Gótico

Para comenzar, lo primero, es limpiar y humectar bien tu piel. Una vez finalizado este primer paso, comenzaremos a trabajar en los primeros aspectos del maquillaje gótico.

Primero que nada, debes saber que para poder lograr este tipo de ojos, lo fundamental es que tus cejas se encuentren bien depiladas y que se vean rellenas en el caso de haber espacios vacíos. Obviamente, la sombra es la parte más delicada y tal vez la más importante del maquillaje ya que es lo que más técnica requiere y no es simplemente usar un delineador y ya. Hay dos técnicas: el Dejarum Black, la cual consiste en dibujar con tu delineador como lo puedes ver en la imagen de la parte de arriba o bien la técnica de los ojos ahumados como bien lo muestra la imagen de abajo. Para lo que es la segunda, ya hemos hablado acerca de esta en otra ocasión por lo que procederemos a contarte acerca de la primera.

Así como la ves, es la técnica más sencilla y más rápida ya que en esta no necesitas difuminar, puesto que simplemente se trata de dibujar con tu delineador o lápiz negro la figura. También puedes utilizar alguna sombra negra muy oscura. El dibujo debes realizarlo en toda la zona del párpado móvil y dejando la del párpado fijo sin maquillaje, o sea, limpia. Luego deberás delinear el ojo por dentro y marcar la línea inferior por fuera, así como lo ves en la imagen. Una vez finalizado el dibujo deberás aplicar unas 3 pasadas de rimel de color negro en tus pestañas superiores e inferiores.    

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos