Música para tu boda

Si los momentos más inolvidables de nuestra vida vienen acompañados de música y nos acordamos, en cuanto oímos esa canción tan especial, de nuestros sentimientos al vivirlos, entonces una boda no tendría sentido si no la acompañara música. Suelen sonar, con un coro o un cantante acompañado por un instrumentalista, La Marcha Nupcial, de Mendelhsonn; el […]

Si los momentos más inolvidables de nuestra vida vienen acompañados de música y nos acordamos, en cuanto oímos esa canción tan especial, de nuestros sentimientos al vivirlos, entonces una boda no tendría sentido si no la acompañara música.

Suelen sonar, con un coro o un cantante acompañado por un instrumentalista, La Marcha Nupcial, de Mendelhsonn; el Ave Maria, de Schubert; o el Canon, de Pachelbel. La música clásica es una buena opción, siempre que para ti y tu pareja sean canciones especiales. Es vuestra boda y vuestra decisión personal.

El banquete inicia con un vals tal como El Danubio azul o el Lago de los cisnes. Para comenzar el baile, podéis optar por el vals o bien escoger una melodía con una letra y mensaje llenos de amor, tema principal de vuestra unión.

En el baile, un DJ hará que canciones -previamente pactadas con los novios- levanten de la silla por sí solas a todos los invitados. Pueden incluirse también melodías especiales para los novios, tal vez que les hagan recordar momentos especiales vividos entre ellos como el primer beso.

En el momento en el que cortáis la tarta, probablemente os gustaría escuchar una canción romántica como si fuese una declaración de amor entre los dos.

IMAGEN: Ramosdenovia.cl

También te puede interesar