Escrito por

Origen del abrigo

El abrigo es una prenda fundamental en la historia del vestir, de hecho los hombres utilizan prendas para poder protegerse del frío, sin bien es cierto que antes de tener la función exclusiva de protección el abrigo permitía, en otras épocas, establecer la posición social de quien lo vestía.

Por ejemplo en la Roma antigua, el ciudadano libre se envolvía con su toga para diferenciarse de los esclavos. En la Edad media, los nobles admitidos en el tribunal tenían el privilegio de llevar la hopalanda en exclusiva. Ya en el siglo XV, permanece esta prenda, al menos en occidente reservada a la nobleza. No es hasta la Revolución Francesa cuando se convierte poco a poco en una prenda de vestir popular, esto no significa que antes no se utilizasen prendas para abrigarse pero en ningún momento eran calificadas como tales y no eran tan largas o cuidadas, sino que se trataban más bien de ropas superpuestas.

A principios del siglo XIX el abrigo será eclipsado por la levita para volver de nuevo, en particular, a partir de mitad de este siglo bajo distintas formas con partes inmóviles. Alrededor del año 1893 aparecen los primeros abrigos de piel de caballeros. Las mujeres no se vestían con lo que hoy conocemos como abrigas, la moda aun no se había democratizado, las mujeres vestían abrigos (en general) de pieles, más estrechos y ajustados que los de los hombres.

Lo que define al abrigo además que se lleva por encina de las prendas es que está abierto en su parte delantera, pero a lo largo de la historia ha cambiado de uso, desde el militar al caballero, y de material que puede ser de paño, piel, cuero, pelo de animal…

¿Qué es lo que piensas?