Escrito por Tendenzias

Paso número uno para una boda perfecta: elegir el ramo

Cualquier mujer comienza los preparativos de su boda imaginándose qué tipo de vestido blanco lucirá en la fecha. Sirena, princesa o tal vez de corte imperio. Es lo más llamativo y el primer detalle que mirarán todos los invitados en cuanto te acerques al novio, y desde luego que nadie se olvidará de qué tipo de vestido llevabas cuando recuerden tu boda. Sin embargo, es cierto que los complementos ayudan a que te favorezca el vestido de novia, y el que más destacará será el ramo de flores que llevarás en tus manos.

Un vestido de novia se puede elegir dependiendo de tu personalidad, y el mismo criterio se puede utilizar para el ramo. Los hay para mujeres clásicas, románticas, sofisticadas, modernas. Para las atrevidas, colores llamativos. Para las tímidas, flores pequeñas. Si eres tradicional, acude a los colores pasteles y, si lo que te caracteriza es tu inocencia, lo tuyo son las flores blancas.

Dependiendo del estilo que tienes, querrás uno u otro. Además, si tu vestido es sencillo recurre al bouquet grande. Si tiene muchos detalles y mucho vuelo, opta por uno simple y pequeño.

En otoño vienen mejor los lirios o rosas.

En invierno también se llevan las rosas, además de las lilas.

Si tu boda es en primavera, tienes para elegir entre las opciones de violetas, orquídeas y tulipanes.

Y si te casas en verano puedes llevar entre tus manos las rosas, jazmines o dalias. La opción más elegido suele ser el ramo de rosas, ya sea blancas, rojas, rosas o incluso amarillas.

Elige tu flor favorita o déjate llevar por el olor que desprende. Ese olor que adoras y que, cuando lo percibas en el futuro, te venga a la mente el recuerdo del día más especial de tu vida.

FOTOS: Ignacia.fotos.es, floresadomicilio.cl, Soloamigosytutambien.blogspot.com, Rincondeflores.com

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?