Pedaleador para mantenimiento

Si alguna vez habéis visto el teletienda o sois expertos en aparatos para mayores, puede que conozcáis los pedaleadores. No os preocupéis, mi objetivo no es recomendaros un producto de la tercera edad exactamente, sino darle un uso a un aparato dirigido, a priori, para ellos, pero que le podemos sacar mucho partido también los […]

pedaleadorSi alguna vez habéis visto el teletienda o sois expertos en aparatos para mayores, puede que conozcáis los pedaleadores. No os preocupéis, mi objetivo no es recomendaros un producto de la tercera edad exactamente, sino darle un uso a un aparato dirigido, a priori, para ellos, pero que le podemos sacar mucho partido también los jóvenes.

Estos aparatos están formados únicamente por unos pedales y una pequeña base, es decir, una bici estática reducida a la mínima expresión, ya que el asiento tenemos que ponerlo nosotros. No obstante, esto más que una desventaja es toda una ventaja, ya que facilita el transporte para llevarlo allí donde nos queramos sentar.

De esta manera, este puede ser el aparato perfecto para colocar bajo la mesa de la oficina, pudiendo darle un rato al pedal sin cansarnos demasiado pero dándole caña a las actividades sedentarias. Si bien no podremos hacer un ejercicio moderado (por poder, se puede, pero no es de recibo estar en el trabajo a 120 pulsaciones y con el sudor en la frente), al menos podemos darle un poco de actividad al cuerpo y no estar sin movernos durante la larga jornada laboral, mejorando además la circulación.

Por otra parte, si no realizamos un pedaleo intenso, también podremos mantener la actividad durante más tiempo, de manera que se podrá hacer perfectamente un ejercicio de intensidad moderada durante un par de horas, lo que sin duda será mejor que manterse inactivo y podría compararse ya con otras actividades de intensidad media y por periodos más cortos.

Todo ello, por un precio que ronda los 60 euros.

También te puede interesar