Escrito por

Plataforma vibratoria

La plataforma vibratoria es un nuevo aparato de gimnasia que sirve para, en menos tiempo, ponernos en forma, reducir grasa y celulitis y fortalecer nuestros músculos. Además permite potenciar la cordinación y hacer ejercicio sin esfuerzo o combinándolo con tus deportes preferidos, como el pilates.

Se trata de una de las últimas novedades en ejercicio ‘pasivo’ para adelgazar o reducir grasa fácilmente. La podemos encontrar tanto en clínicas de estética como en gimnasios y, para los que se lo puedan permitir, también se suministra a particulares para ‘uso’ doméstico.

Cómo funciona

Utilizar la plataforma vibratoria es más o menos sencillo, sólo basta subirse encima, elegir el programa de intensidad y duración y aguantar la sesión. Lo que nadie sospecha hasta que se está en ella es que realmente uno siente el movimiento y el esfuerzo al que se somete al cuerpo. Esto ha de tenerse en cuenta la primera vez que se prueba y este efecto es uno de los que permiten hacerse a la idea de que la máquina no es un timo, sino que realmente hace trabajar al cuerpo.

Si nos detenemos a ver cómo la vibración ataca la grasa, se parece en cierta medida a cómo actuaba la cavitación, pero de una manera más natural todavía. La vibración basculante, con una amplitud y velocidad, rompe las membranas de las células adiposas que liberan su núcleo de grasa(lipolisis) al torrente sanguíneo para ser liberado por la orina o el sudor( drenaje).

entrenamiento con máquina vibratoria

Asimismo, el movimiento hace reaccionar a los músculos donde la tensión los pone en guardia y los hace reaccionar. Esto hará que no sólo se mueva las grasas sino que también se quemen calorías. La contracción de estos es igual que cuando se realiza un deporte intenso pero sin consumir la misma energía y, lo mejor, lo hace de una manera global, aunque existen diferentes ejercicios que permiten focalizar éste a la parte que más nos interese.

Conocer la ‘máquina’

Esta maquina de ejercicio es muy completa. Cómo ya hemos advertido su acción es poderosa y se deja sentir, ya que además es más potente en menos tiempo que el resto. Uno debe emplearla de manera progresiva empleando ciclos cortos y suaves, porque imaginaos que, sin ningún entrenamiento, expusierais el cuerpo a una vibración fuerte durante un largo rato: las agujetas y el cansancio extremo están asegurados.
Tres magnitudes hay que manejar para elegir el ejercicio:

  • Duración de cada serie: 30, 40 ó 50 segundos. Cada programa a su vez se compone de un numero de series y una sesión de varios programas.
  • Frecuencia de la vibración, o velocidad,: 30, 40, 45, 50 hertzios
  • Amplitud de la vibración. La vibración basculante se compone de movimientos de onda de un lado a otro, y cuanta más distancia se recorra en ello, mayor amplitud. Aquí normalmente se podrá elegir entre baja, media o alta.

Ejercicio en la plataforma

Una sesión completa de plataforma no dura más de 30 ó 35 minutos, pero debe comenzarse con sesiones de adaptación y, todas en general, con tiempos de calentamiento, trabajo , relajación y masaje.

Así hay que iniciarse con una fase de entrenamiento o adaptación a la vibración para preparar a los músculos a esta nueva fuerza. En ella bastará con que se emplee un sólo programa en el fin es fundamentalmente acostumbrarse a moverse encima de la plataforma, aprender a encontrar el equilibrio y la estabilidad para emplear también el cuerpo de forma activa o hacer fuerza.

Esto último hace referencia a que una vez que nos hemos hecho con el ‘tembleque’ el aparato puede ser aprovechado al máximo, no sólo resistiendo su impacto, sino realizando ejercicios de pilates y fitness con él. De hecho, en algunos gimnasios ofrecen clases colectivas guiadas que emplean la plataforma o que las integran en circuitos de aeróbic o dentro de los entrenamientos de cardiovascular.

Os dejamos alguno ejemplos de estas prácticas.

Beneficios y resultados

Este ejercicio en poco tiempo nos ayudará a estar en forma y mejorar nuestra figura, tanto si queremos adelgazar como ganar tono muscular. Las ventajas de este ejercicio continuo (unas 3 ó 4 veces por semana):

  • quemar grasas, reducir el nivel de ésta que es más rebelde y retención de líquidos.
  • Esto mismo deriva en disminución de la piel de naranja y celulitis.
  • Mejora de la actividad cardiovascular, de la circulación y con ello de la regeneración celular.
  • Reeducación funcional y refuerzo de los músculos.
  • Aumento de la coordinación, progreso en el equilibrio del cuerpo y corrección de malos hábitos posturales en combinación con pilates en la plataforma.
  • Es un ejercicio perfecto para personas con artritis u osteoporosis.
  • Puedes emplearla para relajarte y darte masajes con programas específicos del aparato, aunque para esto existen también versiones pequeñas en formato ‘cinturón’.

De esta manera, ya tienes la información general para que te decidas a probarla. En cualquier caso siempre déjate asesorar por un profesional, no te guíes por ‘gangas’ y, una vez puestos manos a la obra, no olvides hacer dieta sana y beber mucho agua.

Otros artículos que te pueden interesar:

  • Caminar, el ejercicio más sencillo y eficaz
  • Ejercicios en la playa
  • Trucos para tener energía
  • Beneficios del deporte
  • Yoga, meditar y relajarse

Imágenes: Vibrofit, Nutrición.pro

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?