Quemar grasa

El deporte es una manera muy efectiva de quemar grasa, ya que tiene consecuencias positivas para la salud y a la vez sirve para tonificar las zonas trabajadas. Pero además de la actividad física, también se puede optar por los cuidados estéticos y los complementos alimenticios y alimentos que bien acompañados de otros, permiten obtener […]

grasa

El deporte es una manera muy efectiva de quemar grasa, ya que tiene consecuencias positivas para la salud y a la vez sirve para tonificar las zonas trabajadas. Pero además de la actividad física, también se puede optar por los cuidados estéticos y los complementos alimenticios y alimentos que bien acompañados de otros, permiten obtener los  mejores beneficios a la hora de absorber grasas. Vamos a ver cada una de estas soluciones con más detalle.

Actividad física

Lo ideal es realizar actividad física de forma moderada, durante más de media hora. El organismo elimina primero los azúcares para pasar a eliminar después la grasa, por tanto, si la actividad dura poco tiempo, no llegaremos a eliminar las grasas. De esta manera, se recomienda elegir una actividad adaptada a nuestra resistencia para poder aguantar 45 minutos o 1 hora y conseguir los mejores resultados. De esta manera, si no tenemos una fuerte resistencia y salimos a caminar, quemaremos más calorías que si salimos a correr, ya que podremos aguantar más tiempo sin forzar el organismo.

Cuidados estéticos

Existen cremas adelgazantes con propiedades reductoras como la cafeína. Esta sustancia estimula algunos receptores de las membranas de las células grasas y favorece su fundición. Para conseguir mayor eficacia, la crema reductora debe aplicarse con un rodillo masajeador todos los días. Además de las cremas, en los centros de belleza podemos encontrar los tratamientos a base de ondas electromagnéticas que favorecen la fundición de reservas energéticas grasas. A nivel médico, la liposucción y lipoescultura son la solución más eficaz para eliminar grasas acumuladas y localizadas.

Alimentación

  • Salvado de avena: si mezclamos este tipo de fibra con otros alimentos se crea una especie de gel pegajoso que elimina la asimilación de parte de sus nutrientes, sobre todo grasas y azúcares, y de sus calorías.
  • Agaragar: un alga que tiene prácticamente 0 calorías y que capta azúcares y calorías.
  • Limón: reestabiliza las funciones hepáticas, activando el metabolismo y frenando el almacenamiento de grasas. Evita el almacenamiento de azúcares y regula el nivel de azúcar en sangres.
  • Cafeína: cada taza de café aumenta en un 15% el gasto de energías que tendrá lugar en las horas siguientes.

Junto con este tipo de alimentos, existen los complementos alimenticios que si bien no tienen bases científicas que demuestren sus efectos totalmente, son muy consideradas en los procesos de quemar grasa. Algunos de estos complementos son:

  • Café verde: aumenta el gasto energético y activa la degradación de grasas.
  • Calcio: disminuye la cantidad de insulina producida y, por tanto, la capacidad de almacenamiento de grasa del organismo.
  • Cromo: es un mineral que ralentiza la asimilación de azúcares.
  • Té virgen: rico en cafeína y polifenoles. Tiene acción lipolínica y aumenta la termogénesis.
  • Ácido linoleico conjugado: ácido graso que favorece el aumento de termogénesis en las zonas musculares y la reducción de almacenamiento de células adiposas.

Fuente | En Femenino

También te puede interesar