Escrito por Tendenzias

Reglas de oro en las pruebas del vestido

La prueba del vestido de boda una vez elegido, es el momento casi casi indispensable en el que tendremos que quedar seguras de que estamos convencidas de haber escogido bien por lo que podemos daros una serie de consejos que harán que no falleis en la misma.

En primer lugar hay que decir que las pruebas de vestido suelen hacerse con varios meses de antelación al día de la boda, si bien es aconsejable que el vestido lo elijamos como mínimo unos nueve meses antes, las pruebas las deberíamos hacer seis meses antes (si es de diseñador) o cuatro (si ya está diseñado).

 

Por otro lado hay que decir que el precio variará en función de la firma pero deberemos preparar entre 600 y 2.500 euros para llevar un buen vestido.

La prueba del vestido significa que vamos a probarnos el vestido del día de nuestra boda, es decir nada de maquillaje ni de pintalabios al hacerla, ya que no desearemos manchas innecesarias.

Es aconsejable que os lleveis unos zapatos de tacón para al probaros el vestido saber como os quedará después en el momento de la boda. Además a la prueba no debeis ir solas, la opinión de una madre o de las amigas puede servirte mucho.

Procura andar con él puesto para ver como se mueve y para saber si te va a resultar cómodo y no dudes en colocarte en la luz de calle, ya que después en el día de la boda puede parecernos distinto si solo lo hemos visto bajo los focos de la tienda.

Vía| Enfemenino

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?