Escrito por

Tacones cada vez más altos

Suben, suben y suben sin parar. Algunas nos preguntamos hasta dónde llegará esto. La moda de los tacones de vértigo parece que no es algo pasajero y los tacones imposibles de las pasarelas llegan a las tiendas y también a la vida cotidiana de las más fashion.

Sin embargo, su eso es prácticamente imposible, sino, que se lo pregunten a Gwineth Paltrow y a sus tacones de 18 centímetros de Giuseppe Zanotti. Muy bonitos sí, pero la belleza no evitó que la actriz perdiera el equilibrio al lucirlos en una aparició pública durante el verano.

Las firmas se apoyan en esta nueva tendencia, incluso Prada, que quizás es una de las firmas que más huye de una mujer de adorno. Durante su último desfile en Milán vimos como tres de sus modelos perdían el equilibrio en plena pasarela. ¿La justificación del rostro de la marca, Miuccia Prada? Que fueron los calcetines los que provocaron la caída.

Lo cierto es que, a pesar de las contraindicaciones que tienen los tacones excesivamente altos-problemas de rodilla, cadera y espalda- y de lo incómodo que resulta llevarlos, parece que la moda en tiempos de crisis no se resiste a seguir usándolos en una especie de intento de extravagancia cuando la moda ha de ser más simple por evidentes razones económicas. Incluso Manolo Blahnik, opina que a partir de los 11 centímetros y medio de tacón se convierten en excesivos, ya que no permiten andar bien y dejan de ser algo elegante.

Pues bien chicas, parece que la tendencia está clara. Eso si, si optáis por las tendencias frente a la comodidad, os aconsejamos que practiquéis un poco en casa antes para que no os pase ni como a las modelos de Prada ni como a Gwineth. Sino, y si el bolsillo lo permite, siempre podéis optar por un chófer, un complemento perfecto para este tipo de calzado.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?