Escrito por

Tai Chi: el arte marcial que no pelea

Sobre el Tai Chi

tai-chiEl Tai Chi es un antiguo arte marcial chino, cuyos beneficios para la salud física y mental han sido probados. Se practica con movimientos armónicos y relajados donde la concentración mental y la respiración son claves. El Tai Chi es un arte marcial interna, siendo un sistema de autodefensa. Además, forma parte del cultivo espiritual taoísta, por el carácter meditativo que posee ejecutarlo.

Aprender Tai Chi obliga, en primer lugar, a aprender la diferencia entre las dos energías, el yin y el yang, para encontrar el punto más armónico posible entre ambos. Una descompensación lleva al desequilibrio, ya sea emocional o físico. El apoyo del peso hacia adelante puede significar la pérdida de equilibrio, y lo mismo hacia la parte trasera, cuando pueden empujarnos con facilidad. Se busca un estado relajado pero no demasiado, alerta pero sin tensión.

Este arte se realiza a través de secuencias de movimientos, llamadas formas. Existen 24 formas con sus variaciones y a través de ellas se busca llegar a la unión de conciencia y movimiento corporal, consiguiendo una sensación de armonía y serenidad después de cada secuencia.

Beneficios

Practicarlo tiene grandes beneficios para la salud. Es muy bueno para la artritis -concretamente los ejercicios de estilo Sun-. Relaja la mente, fortalece los músculos y aumenta la flexibilidad. Además, los diabéticos encontrarán el beneficio de ver mejorado el nivel de glucosa al practicar este arte marcial. Para ellos se recomiendan los estilos Sun y Yang. Al aumentar la flexibilidad y la fuerta muscular, así como reducir los niveles de estrés, también tiene efectos positivos para la espalda, ayudando además a mejorar la postura a través de movimientos correctos y lentos, evitando el dolor.

Además de esto, se estimula el sistema nervioso central, aumenta la eliminación de toxinas del cuerpo, y mejora la digestión y la circulación de la sangre. Por otra parte, los movimientos rítmicos del Tai Chi brindan masajes a los órganos internos y mejoran su funcionalidad.

Tampoco nos podemos olvidar de los beneficios mentales, ya que el Tai Chi motiva la meditación, generando contacto entre el yo interior y obligando al examen interno. La meditación aporta serenidad y como consecuencia, se reducen los niveles de estrés.

A nivel energético, el conocimiento y desarrollo del cuerpo predisponen a la percepción de la energía Chi recorriendo los canales y meridianos energéticos, alimentando el organismo.

Algunas recomendaciones

  • Lugar: preferiblemente al aire libre y con suelo de tierra o hierba, que no esté asfaltado.
  • Calzado: no aislante, preferiblemente de fibras naturales.
  • Ropa: cómoda y que no apriete, sobre todo en la cintura.
  • Reloj: mejor sin él.
  • Digestión: practicarlo antes de ingerir alimentos o cuando esté finalizando la digestión.
  • Ducha: esperar por lo menos media hora después de practicar Tai Chi.
  • Clima: evitar practicarlo en en condiciones adversas extremas (grandes tormentas, ola intensa de calor, etc.).

Ejemplo práctico

En el siguiente vídeo podemos ver las 24 formas que tiene el Tai Chi. Como podremos comprobar, se trata de movimientos muy armónicos y a la vez ligeros, que dejan pasar la energía canalizada dentro del cuerpo.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?