UP

-     Escrito por admin

Vestidos de coctel

vestidos de coctel se pueden definir como una perfecta mezcla entre un vestido de fiesta y un vestido corto. Se trata de una opción intermedia que nos sugiere una imagen entre algo formal y al mismo tiempo más natural o informal.

Con frecuencia, los vestidos de este tipo suelen llegar a la altura de las rodillas. Suelen tener un punto divertido y una gracia especial que confiere mayor encanto, sin dejar de lado la elegancia y la sofisticación.

Es normal afirmar que en las bodas diurnas se utilizan como norma general vestidos de fiesta cortos o a la altura de las rodillas y en las bodas nocturnas los vestidos son largos. En el caso del vestido cóctel encontramos la opción perfecta para ser exhibido en ambas circunstancias.

Los accesorios en el caso de vestidos de cóctel son muy importantes. Dependen en gran medida del lugar donde se lleve a cabo la celebración. Puede ser un sombrero, tocado, guantes, joyas, bolso de fiesta, etc. El calzado puede ser de tacón alto o bajo, pero la mejor opción es un tacón medio.

Existen también vestidos de cóctel muy bonitos de la firma San Patrick. Ideales para cualquier tipo de celebración incluso las de “alto standing”.

En circunstancias en las cuáles hayamos elegido vestidos de cóctel con ciertos brillos, sequen o telas satinadas, es muy acertado que sean usados para fiestas o acontecimientos que se celebren en la noche.

Es ideal lucir bolsos de mano originales o que lleven plumas. Los zapatos del tipo mules son también fantásticos para la ocasión.