Alianzas de boda: símbolos de amor y compromiso

Las alianzas representan los lazos matrimoniales desde hace tantos siglos, y para tantas culturas, que es difícil acertar con la fecha en la que nació esta tradición. Ya en el Antiguo Egipto el anillo nupcial se colocaba en el cuarto dedo de la mano izquierda, pues se pensaba que estaba conectado directamente con el corazón.

El círculo del anillo simboliza el amor inmortal y los votos realizados por la pareja, y captura los aspectos ceremonial, simbólico y romántico del matrimonio. La alianza, combina, en un solo símbolo, el arte del joyero con el compromiso de amor y compañerismo entre un hombre y una mujer, que deciden compartir sus vidas y ser una unidad.

Hoy en día tienes muchas más opciones al margen de la típica alianza lisa de oro amarillo: el oro blanco o el platino, así como el oro rosa, están muy de moda, y las piedras preciosas ya no son un privilegio exclusivo para las mujeres. Si os decidís por un anillo con piedra, una buena elección es el diamante, en cualquiera de sus tallas (brillante, princesa, pera…), ya que además de ser elegante y discreto, es símbolo de eternidad. Eso sí, es conveniente elegir un modelo que sea atemporal, ya que será una joya que ambos llevaréis para toda la vida, y si elegís unas alianzas muy modernas, especiales o de tendencia, podéis acabar cansándoos de ellas. Elegidlas los dos, y optad por aquéllas con las que os sintáis más identificados.

Hay determinados trabajos o situaciones en que llevar la alianza en el dedo puede resultar incómodo, por miedo a que se estropee o incluso se pierda. En estos casos, lo ideal es llevarlo en una cadena al cuello, sigue manteniendo su significado y no corre ningún peligro.

Originally posted 2008-07-16 03:52:55.

4.60 / 5
4.60 - 38 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar