Mascarillas para piel seca

Uno de los tipos de pieles más sensibles y complicadas para su tratamiento, es la piel seca. Como posee muy poca hidratación y humectación se agrieta con facilidad, razón por la cual al mismo tiempo es la más propensa para la aparición de las nunca deseadas arrugas y líneas de expresión. Es por ello que constantemente aparecen más y más productos especializados para este tipo de piel y sus consecuencias, pero al mismo tiempo existe una alternativa menos costosa y muy efectiva: Las mascarillas para piel seca.

Las causas de la piel seca son muchas y muy variadas, hay tanto factores genéticos, como aspectos climáticos del lugar donde vivimos e incluso situaciones de estrés y descompensaciones hormonales. Para quienes poseen este tipo de piel y quieren mantenerla y cuidarla del mejor modo posible, contrarrestando todos los efectos negativos, ya es hora de que conozcan alternativas económicas y eficientes, además de muy sencillas, ya que se utilizan muchos de los elementos que corrientemente tenemos en nuestro hogar.

Junto con estas mascarillas de las cuales más adelante describiremos las más conocidas y eficaces, es importante llevar una serie de cuidados permanentemente como por ejemplo evitar el uso de agua muy caliente, permanentemente estar bebiendo mucha agua y una alimentación más equilibrada, además de evitar el uso de algunos productos que nos puedan causar irritación.

Tipos de mascarillas y sus usos

Es recomendable aplicar una mascarilla para piel seca una vez por semana. Estas están compuestas íntegramente por productos naturales, de recetas caseras, con productos que encontrarás en la misma cocina, todas de muy fácil preparación y aplicación que ayudarán a que luzcamos una piel espléndida.

Mascarilla de Avena: Mezcla hasta conseguir una pasta homogénea  2 cucharadas de avena fina, 1 cucharada de miel, 1 cucharada de aceite de oliva virgen.  Se aplica y luego de 5 a 10 minutos se retira con agua tibia.

Mascarilla de Plátano: mezclar ½ plátano, 2 cucharadas de miel, 4 cucharadas de agua de rosas. Todo ello en una batidora luego de lo cual se agrega a la pasta 2 cápsulas de vitamina E. Aplicar la mascarilla en todo el rostro y cuello y dejar actuar para después de 5 minutos retirar con agua tibia.

Mascarilla de miel de abejas con levadura de cerveza: mezclar una cucharada de miel de abejas con 1 cucharada de leche caliente y un poco de levadura de cerveza en polvo hasta que se obtiene una mezcla. Ponerla en todo nuestro rostro y cuello con la ayuda de una brocha y cuidando el contorno de los ojos. Esta mascarilla debe reposar en nuestra cara por lo menos 15 minutos para surtir el efecto deseado y luego al igual que todas las mascarillas se retira cuidadosamente con agua tibia.

Mascarilla de Yema de huevo y aceite de almendras dulce: para preparar esta mascarilla, es necesario que mezclemos la yema de un huevo con 3 gotas de aceite de almendras dulces o aceite de bacalao. Al aplicar para obtener un óptimo resultado es importante dejarla reposar 20 minutos.

Es importante para cada una de las aplicaciones que cuando sequemos nuestra piel tengamos el máximo cuidado de no frotar nuestro rostro con la toalla, debe realizarse el secado con suavidad presionando hasta que la piel se seque. Y recuerda, además, evitar poner las mezclas en la zona de la boca y los ojos.

Las terapias de chocolate también se pueden hacer en casa

Ya no es necesario asistir a un centro de belleza para realizarnos la tan comentada terapia de chocolate, hoy es posible prepararla uno mismo cuando sentimos que ya aparecen en nuestra cara esas líneas de expresión o arrugas indeseables.

Para preparar nuestra mascarilla de chocolate, necesitamos fundir a baño maría 100 gramos de chocolate amargo y mientras se derrite incorporar lentamente una cucharada de aceite de almendras o aceite de oliva. Luego de quedar una pasta homogénea la aplicamos tibia en nuestro rostro dejándola actuar por 20 o 30 minutos. Esta aplicación puede realizarse una o dos veces a la semana según las preferencias de quien la utiliza.

También existe la posibilidad de en vez de chocolate amargo, utilizar cacao puro en polvo y crema de leche aplicando 1 o dos cucharadas, mezclando todo con el aceite de oliva o almendras.

Como ves, sencillas recetas para ayudar a nuestra piel a recuperar la hidratación y de este modo lucir saludables. Y cabe mencionar que su uso no es de exclusividad para las mujeres, sino que cada día más existen hombres que se preocupan por su salud y su piel.

Algunos links de interés:

Las reglas de oro para el cuidado de la piel seca

Problemas en la piel: piel seca y comezón

Remedios caseros y naturales para la piel seca

y el siguiente vídeo:

[youtube nyX_mUKi4c0 nolink]

Attribute 'ids' is necessary

4.20 / 5
4.20 - 36 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar