Menú para una boda en invierno

invierno

Eligiendo alimentos de temporada nos aseguramos de que los alimentos que se sirven son de la mejor calidad y están en su punto óptimo. Si es el momento de producción de un alimento en concreto, ¿por qué no explotarlo? Seguro que las posibilidades son infinitas y podemos configurar un menú para boda de invierno, a nuestro gusto y con productos de mejor color, tamaño y aspecto en general.

Por ejemplo, en la época otoñal, las setas y robellones son el objetivo de muchos montañeras y también de quienes deleitan su paladar con esta gran producción de la naturaleza. Podemos incluirlo en el menú tanto como guarnición como en salsa para la carne. Con respecto a esta, es una parte que no suele faltar en un menú, pero siendo invierno parece todavía más importante, ofreciéndonos un mayor aporte calórico para soportar las bajas temperaturas.

Sopas, consomés y purés son otras alternativas como primeros platos, ya que dado que se sirven calientes, son ideales para no notar el frío exterior. Además, si optamos por elegir una comida tradicional, no debemos olvidar los típicos platos españoles que han protegido del frío a muchas generaciones: fabadas, cocidos, guisados…No habrá invitado que no entre en calor con estos platos.

En cuanto al postre, los frutos secos pueden ser productos de inspiración para elaborar el pastel, dado que suelen producirse en invierno.

4.60 / 5
4.60 - 35 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar